sábado, 20 de diciembre de 2008

Remodelaciones Konoha...

¿Queríais Pain? Pues... ¡tomad Pain!

Asín me he quedado cuando he leído el último capítulo de Naruto...


no, no... más bien así...


¿o era así?


En fin, para el caso da lo mismo... Y mira que no creía capaz a Kishimoto de semejante barbaridad, pero oyes... a los hechos me remito.

Empezamos por esta imagen:


De la que muchos comentan "¡otía, puede volar!"

Seguimos con esta otra...


De la que se dice "la madre que lo... ¡se lo ha cargado todo!"

Y finalizamos con esta...


En la que el comentario generalizado es "¡montaña incluida!"

Sr. Kishimoto, mi aplauso, no creía que tuviese pelotas para hacerlo. Y si ya de paso aprovecha para deshacerse de unos cuantos secundarios a los que no es capaz de sacarle jugo, pues... mejor que mejor.

Inquietante, ¿verdad?