domingo, 14 de octubre de 2007

Quart se ha ido...

...y nadie sabe cómo ha sido.

Bueno, a menos, claro, que tengamos en cuenta lo que dice uno de los guionistas sobre la escasa calidad de su primer episodio - francamente horrible - y lo poco atractivo que resultó para todo el mundo... Ese es el problema cuando anuncias una serie como una adaptación de un libro y resulta estar basado en los personajes que aparecían en ese libro... Ahh, y la pésima elección del protagonista... y los secundarios. Exceptuando a Josep María Pou que está fabuloso.

Probablemente la serie hubiese funcionado mejor de llamarse Quartman y Judas...


A ver...

Tenemos al propio cura.


Un ayudante (Judas).


Una especie de Oráculo (que también era el interés sexual de la serie).


Un comisario de policía (que le ayudaba y normalmente le pedía ayuda en los casos).


Una especie de mayordomo (que se encargaba de las investigaciones y de tenerlo todo limpio).


Una chica ayudante (sin más, estuvieron dudando si liarla con alguien pero había mucha diferencia de edad).


Un "aliado" dudoso (a veces le quiere matar otras dejar lisiado).


Un enemigo malvado y manipulador (que conoce su "identidad secreta").


Un personaje aleatorio que le lleva por el buen camino (¿su padre?).


¡¡¡Si es que lo tenía todo!!! ¡¡Incluso tramas de conspiraciones religiosas!! ¡¡Debería haber funcionado!! Pero claro... tenía algo que no tenía Batman... una mujer intentando ligar con el protagonista... ¿Que no?
Pero, pero, pero... ¿Qué me decís de todas las imágenes que vienen a continuación?

Sí, ya... que no se lo está intentando llevar a la cama...

A ver si así...

¡¡Prueba sup.erada!!

¡¡Se me ha vuelto a escapar!!

Ainsss... a ver si con la falda abierta...

Vaaaaaaaaaaale, con esta cara... o le ha enseñado algo que quería ver desde hace tiempo o es que he tenido muy mala idea a la hora de elegir la imagen... XD

No, en serio, me apena que ahora que estaba cogiendo ritmo la serie se haya cerrado por culpa de haber espantado a la gente con un primer episodio horrible. A partir del segundo - y no digamos del tercero - la serie mejoraba infinitamente y se convertía en algo bastante interesante y que se dejaba ver.

Inquietante, ¿verdad?