martes, 15 de mayo de 2007

A veces aún pueden sorprenderme...


... y mira que es difícil, oye. Pero en general estas cosas las logran más a menudo los mangas que los cómics Usamericanos... Esto, por supuesto, está pasando por la serie cuya imagen acompaña
a este post... (¿que me repito? ¿yo? :P) La serie en cuestión, aunque lo pone claramente en japonés, se llama FMA en su versión reducida y FullMetal Alchemist en su nombre extendido...

¿De qué va?
Alquimia es la ciencia de entender la composición de una cosa, descomponerlo y reconstruirlo en algo diferente. Pero como ciencia, hay reglas. La ley de la conservación de la materia dice que hay que hay que pagar algo del mismo valor por todo lo que obtienes. No puedes obtener algo de la nada.

Los hermanos Elric (Ed y Al), quienes viven con su madre durante los primeros 10 años de su vida, son protagonistas de la historia. Su padre fue un famoso alquimista por sus trabajos, pero los abandono y nunca regreso. Ed nunca perdono a su padre por haberlos abandonado y ver a su madre entristecerse todos los días un poco más por su ausencia. Aun así, su madre se mostraba muy orgullosa de como sus hijos dedicaban mucho tiempo al estudio de la alquimia ya que les recordaba a su padre.

Un día, su madre murió por una enfermedad muy larga que oculto en silencio para no preocuparles a sus hijos, ellos no lo aceptaron y decidieron estudiar alquimia para realizar lo prohibido: una transmutación humana para traer de nuevo a la vida a su madre.

Dibujan el círculo de alquimia en el suelo, reúnen todos los ingredientes y se preparan para devolverle la vida a su madre, sin embargo, no toman en cuenta la más importante de todas las leyes de la alquimia : La ley del intercambio equivalente, la cual propugna que para obtener algo de un determinado valor hay que intercambiarlo por otra cosa del mismo valor. Así que, por supuesto, con los materiales que habían reunido, unos pocos minerales y agua, no serían capaces de traer el alma de su madre desde los muertos.

Ésta ley no fue seguida por los dos hermanos y el ritual falla.
Se dice que resucitar a un muerto es imposible, ya que nunca se podrá dar algo que equivalga a un alma y la alquimia toma prestado lo que le falta; en este caso, se lleva el cuerpo entero de Al y una pierna de Ed, pero este tomo una decisión desesperada con tal de no perder la vida de su hermano, y así por medio de la ley del intercambio equivalente dio su brazo derecho a cambio de atar el alma de su hermano a una armadura metálica que estaba en la misma habitación donde hicieron el ritual.

Las vecinas, que son mecánicas, le implantan a Edward dos miembros de metal, haciendo un trabajo perfecto. Al perdió su cuerpo y Ed perdió su pierna y el brazo derecho.

Así inicia la aventura de Ed y Al quienes aprendieron la lección de que no se puede revivir a una persona pero tras lamentables perdidas, ahora siguen su camino para traer de vuelta sus cuerpos originales y se dirigen hacia Ciudad Central.
(Sinopsis sacada de esta página)

Pues bien... el autor, Hiromu Akawara tiene la misma capacidad que otros grandes cabr... escritores como Stephen King o Kishimoto - sí, el de Naruto -... es capaz de que le cojas cariño a un personaje en unas pocas páginas y luego... ¡¡Zas, cargárselo sin contemplaciones!!
Unos cabrones, lo que yo les diga... pero es que son tan interesantes sus historias... ¡que no puedes dejar de leerlas!

(Por cierto, he decidido no ver el anime hasta dentro de una temporada... prefiero no autospoilearme...)