domingo, 27 de mayo de 2007

Una cara que recordar eternamente...


... lo siento por él. Venía yo a hablarles de La fuente de la vida, pero... visto el día que es y las circunstancias, casi que voy a mezclarlo con las elecciones.
Como pueden ver en el perfil, soy de Coruña y aquí, después de 20ypico años, tendremos un cambio de alcalde... Aunque las malas lenguas dicen que, en caso de salir el - hasta ahora - segundo del anterior, el anterior seguiría siendo el que en realidad mandase desde Roma...
Detalles.
Mis opciones para votar este año eran: el tío de la maleducada, el recién llegado que echó a mi sobrina de un parque para que le sacasen unas fotos o el "juvenil" nacionalista... Y estos son los que tienen posibilidades de ganar... Detrás de ellos: la chica sin esperanza, el arribista expulsado y el "no" patrocinado por el ex-segundo de Zara... Como comprenderán, la elección era jodidamente difícil...
(Perdón por el jodidamente, pero es que estoy viendo Pulp Fiction al tiempo que escribo esto y todo se pega)
Bueno... ya he votado y tal. Esperemos que gane el más votado y esas cosas...

Volviendo a la película... (a La fuente de la vida, no a Pulp Fiction)
Digamos que es distinta a como me la esperaba, ¿por qué? Bueno... debido a que no tenía pasta para hacerla en su momento, Aranofsky optó por hacer una versión en cómic - supongo que para recaudar algo de pasta -, versión en cómic que difiere un "poco" de la versión fílmica... Supongo que porque no le apetecía lo más mínimo ver a su mujer tan desnuda como aparecía en la versión cómic... XD
De cualquier forma, si el pobre Tomás tenía que recordar esa imágen de su ¿amada? eternamente, pues... pobre. ¿Os imagináis tener que recordar esa cara el resto de vuestros días?
A ver... nunca he creído que Rachel Weitz fuese guapa, pero coño... ¡¡¡Es que es su propio marido quien la ha sacado así!!!

Inquietante, ¿verdad?