miércoles, 25 de octubre de 2006

Más compras, más lecturas pendientes y una pequeña reflexión... o algo así.

Venga, empecemos por las compras y las lecturas pendientes...

  • Por un lado, Gene Starwind y Melfina con su nave (la Outlaw Star, también conocida como XGP15A-II) al fondo...
  • La última remesa de compras previas a la avalancha de novedades del Salón del Manga...

  • Y ya que estoy, la actualización de las lecturas pendientes de hace unos días...


  • Y ahora, la reflexión, historia basada en hechos reales...
Iba yo el otro día por la Calle Real... se llama así, no es que en Coruña tengamos una calle de verdad y las demás no existan... Bueno, concretando, el tema comienza en el Cantón Grande, ya saben, la calle donde se situan las tiendas en el Salón del Cómic - concretamente, transitaba por la acera de enfrente al lugar en el que se situan - y había dos jovenzuelas repartiendo propaganda de Bankinter... propaganda que, a pesar de que en ese momento era el único que pasaba por su lado, ni siquiera me ofrecieron... propaganda que, todo hay que decirlo, perdían las bragas por entregársela a mujeres mayores más o menos bien vestidas que, nada más cogerlas, depositaban en las papeleras más cercanas... cuando no las tiraban al suelo claro.
En ese momento me mosqueé un poco, ¿quiénes se creen esas jovenzuelas que son para no ofrecerme el panfleto de Bankinter? En fin, decidí que daba lo mismo y seguí caminando...
En ese momento ya había llegado a la Calle Real...
Pues bien, en el primer tramo de la misma (para situar a Laura, justo a la altura del sitio aquel asqueroso donde tomamos un café de mierda... casi tanto como en la escena de un capítulo de Padre de Familia en la que la Muerte le dice a Lois que su café es una mierda. Tenéis la parte del capítulo que nos interesa en inglés aquí...



Más o menos, en el mínuto 1 y poco).

En fin, que iba yo por la calle Real y, habiendo pasado un par de personas más que daban publicidad y hacían encuestas y que ni siquiera me preguntaron... Iba, por supuesto, subiendo mi enfado, porque coño, una cosa es que tu digas que no, pero que no te lo ofrezcan... En fin...
Hasta que llegué a la mitad (más o menos) de la calle Real (para situarlos nuevamente, donde estaba situado el cine Paris (la tienda grande de ropa de una marca aleatoria de Zara, creo) y allí escucho (y eso que iba con cascos):
"Oye, moreno. ¿De qué signo eres?"
Claro, como me pillaron despistado digo: "Cancer".
Y me incrustaron delante de la cara un calendario para ayudar a "los niños que no pueden andar".
Yo respondí: "No, gracias".
Y el tío (que era un tío, ni siquiera una mujer) respondió: "Pues nada, majo".
Y yo seguí mi camino hacia el Baúl (a ver a dónde se creían que iba yendo por ese camino) y él "asaltó" a una chica que venía detrás: "Oye, rubia. ¿De qué signo eres?".
XD
Si es que...

Una ligera actualización...
  • Primera remesa de compras del Salón... y alguna cosilla pendiente que quedaba de Planeta...



  • Nos vemos!!!