miércoles, 13 de septiembre de 2006

¡Porque la vida puede ser maravillosa!

Que no, que no va de cosas personales...
Bueno, en parte sí.

Sábado, 9 de septiembre de 2006, 21:50 (más o menos, tampoco es eso).

Eugenio se sienta a ver un partido truño entre el Atlético de Madrid y el Valencia (venga, el día que este partido sea bueno... en fin...). Conecta R, cambia a La Sexta, se ríe un rato con los comentarios de Montes (peazo de crack, primer partido que retransmite y ya dice cuáles son sus colores, deberían aprender muchos de él) y se va a beber un vaso de agua antes de empezar el partido.
Vuelve, se sienta y... ¡¡¡¿quién coño está retransmitiendo y por qué habla en gallego?!!! ¡¡¡Quiero escuchar a Montes!!! ¡¡La madre que los...!!

Eugenio rumia, se cabrea y piensa: "A ver sin en Canal Satélite...". Eugenio se levanta, coge los diversos mandos a distancia y se pasa al Canal Satélite...
Entonces se oye (tampoco es exactamente así, pero vamos, ya lo captáis): " ¡el autentico queso manchego, Pablo Ibáñez!"
Eugenio respira y rumia contra todas las televisiones y la imbecilidad de la gente que quiere obligar a los demás a escuchar un idioma que no quiere escuchar...

En fin... la, para mí, mejor frase de Andrés Montes en el Mundial: "Salinas que le dirías a tu hija si llega un día a casa y te presenta a su novio que se llama Metesaker".

Pues eso.

Nos vemos!!!