lunes, 27 de febrero de 2006

Crying Freeman: Los paraisos perdidos y Evasión o Victoria

Dos títulos muy distintos que lo único que demuestran es que veo cualquier tipo de cine... Y lo digo yo, no hace falta que lo diga nadie más. Una de ellas muy entretenida y la otra una obra maestra.

Crying Freeman: Los Paraísos Perdidos

Título original: Crying Freeman

Director: Christophe Gans

Duración: 102 min

Reparto: Mark Dacascos, Julie Condra, Rae Dawn Chong, Byron Mann, Masaya Kato, Yoko Shimada, Tcheky Karyo

Sinopsis: Yo es el heredero de una prestigiosa estirpe de escultores y ceramistas, hasta que su vida cambia radicalmente cuando es secuestrado por "Los Hijos del Dragón". Transformado en una máquina de matar en contra de su voluntad, Yo recibe el título Freeman, honor reservado a unos pocos elegidos. Las lágrimas que derrama después de cada asesinato proceden de su alma, atormentada por la brutalidad de sus acciones. EMU, una bella joven presencia uno de sus crímenes. La tradición dicta que todos los testigos de sus acciones deben morir, pero en vez de eliminarla, Yo se enamora de ella, provocando una turbulenta espiral de pasión y violencia.

Bueno, bueno, bueno... lo primero es decir que a mí, personalmente, me gusta bastante esta película. No es que sea la adaptación más correcta/fiel que jamás se haya hecho de un cómic al cine pero... ¿cuál de las que hasta ahora se han hecho podría definirse así? Pues eso. Además, esta película tiene algo que hace que me olvide que Marc Dacascos es su protagonista cada vez que la veo, porque mira que no habré visto veces esta película que cuando vi El pacto de los lobos no recordaba quién era Dacascos... En fin, tiene muchísimas diferencias con el manga. Principalmente... su duración claro y, evidentemente, la historia que cuentan es mucho más corta que la del manga, esta película vendría a adaptar el primer tomo de los publicados por Planeta, cerrando, de una manera más o menos "lógica" la historia. No sé si lo harían con intención de continuar la historia en futuras películas o porque les parecía un buen lugar para cerrarla. De todas formas, da igual, no se hicieron más películas, así que no importa.
Como película... bueno, una película de artes marciales, yakuzas y todas esas cosas que tanto le gustan al Tete. Entretenida, se deja ver, pero no es ninguna maravilla.

Evasión o Victoria

Título original: Victory

Director: John Huston

Actores: Sylvester Stallone, Pelé, Michael Caine, Max von Sydow, Paul Van Himst, Osvaldo Ardiles, Bobby Moore, Mike Summerbee

Duración: 112 min

Sinopsis: Un oficial alemán visita el campo de concentración de Gensdorff. Un grupo de prisioneros se encuentra jugando al fútbol y al oficial, que fue jugador antes de la guerra, se le ocurre organizar un encuentro entre una selección alemana y los prisioneros. Los aliados en un principio se niegan, pero comprenden que puede ser una ocasión única para evadirse y terminan por aceptar el reto. El partido se celebra, y al descanso, momento en el que los prisioneros piensan fugarse, se llega con victoria de los alemanes.

¡Qué bueno es John Huston! Con todo lo que ha dirigido (ver el enlace que aparece en su nombre), sólo a él se le podía ocurrir hacer una película situada en la Segunda Guerra Mundial en la que, la historia principal sea un partido de fútbol.... Y además del fútbol es capaz de contar una historia interesante sobre los campos de concentración nazis y las diferencias entre los que habitaban los prisioneros del oeste y los del este. Así que además de las mejores imágenes que se pueden ver sobre fútbol en una película tenemos un crítica a las acciones de los alemanes en la Guerra... Me encanta esta película, para mí, su momento culminante es el balón que Ardiles (el pequeño Ray en la película, por cierto, qué pedazo de jugador) controla el balón y lo sube por su espalda dando un pase... ¡¡Qué momentazo!! Y no ese de Pelé rematando de chilena que repiten 20 veces... ¿Y qué decir del portero de los aliados? Ese actorazo sin par... ¡¡Sylvester Stallone!! En fin, peazo de película que resiste muy bien el paso de los años y que, por lo menos, deberían ver los futboleros una vez en la vida.

Nada más.

Aaaaaaaaaaaaaaaaaadios